18 de mayo de 2013

Capítulo 16

Llegué al tercer piso tras el cansado recorrido. Llamé a la puerta y Alexa abrió. En ese momento me desmayé y caí al suelo.

Cuando recobré el sentido estaba Alexa llorando apoyada sobre mí. 

–He visto... He visto a mi hermano –dijo sollozando.

Le miré a los ojos, no podía hablar.

–Era uno de ellos... –continuó.

–Intentaba volver –vocalicé– pero no pudimos hacer nada.

Entonces Alexa miró toda la sangre de mi ropa y comprendió que había estado con él cuando todavía no era un zombie. 

–Tenemos que ocuparnos de él –dijo secándose las lágrimas– No puedo dejarle así.

Asentí sin decir nada para no entristecerla más. Ambos nos levantamos del suelo.

–Mark, prométeme que nunca me abandonarás... Si te vas no habría ningún motivo para seguir viviendo en este mundo.

–Te lo prometo –dije abrazándola.

Mostró una sonrisa en su gesto triste y se fue a su habitación.

Estábamos junto a la iglesia, siguiendo en silencio al objetivo, no queríamos alarmar a más infectados.

–Seré yo quien lo haga –susurró Alexa.

–Está bien –respondí– pero intenta no entrenerte, cada vez hay más zombies merodeando.

El hermano de Alexa, o lo que quedaba de él, se dio la vuelta y alzó su cabeza. Alexa enmudeció y aferró su revólver con las dos manos. El zombie corría hacía ella, como si no hubiera comido nada en meses babeando y gruñendo. Cada vez estaba más cerca y Alexa seguía empuñando el revólver sin disparar. No se que pretendía pero debía acabar rápido. Un instante después se el zombie se abalanzó sobre ella.

–¡Alexa! –grité.

Desenfundé mi M9 y noté una presión en mi tobillo que me hizo caer sobre la acera y perder mi arma. La mano de un monstruoso zombie sin la parte trasera de su cuerpo se cerraba sobre mi pie.
Aterrado, saqué el machete de su funda y lo clavé en su vulnerable cuello. Me volví, aturdido, decenas de infectados se aproximaban corriendo. Sin perder un momento me levanté y vi a Alexa forcejeando con su hermano sobre el asfalto. Arrojé el cuchillo desde unos metros más allá, atravesando el cráneo del zombie. Corrí hacia allí y ayudé a Alexa a levantare.

–Lo siento... –pronunció Alexa.

–Tenemos que irnos, mira eso –dije señalando la horda que se acercaba– ¿Estás bien?


11 comentarios:

  1. Me encanta tu historia sigue escribiendolas ya lei todos los capitulos :) saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ahora estoy algo ocupado pero cuando pueda continuaré :) Un saludo

      Eliminar
  2. Anónimo9/6/13 19:54

    No inventes, tienes que seguir publicandolo. Está super. Me quedé así de qué, "¡¿qué?!, ¡¿qué pasa después?!."Super picada. En serio está bueno. Ya leí todos los capítulos. Está buenísimo. Eres buen escritor. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Me alegro de que te haya gustado, un saludo!

      Eliminar
  3. Es la primera vez que leo tu blog,es más el capítulo 16 esta bien descrito,me ha gustado en momento que Alexa esta bien!
    Me he quedado ya intrigada,se tiene que visitar más asiduo ya que los primeros capítulos es donde empieza todo..Me gustado Felicidades..
    Un saludo en la distancia.

    ResponderEliminar
  4. Eres un gran escritor, Una pregunta? El libro lo escribes tu solo o hay alguien que te ayude? Por cierto, buena historia.... Me va gustando cada vez mas :)

    ResponderEliminar
  5. Mecaaaa tioooooo que libro tan chulo! Sigue escribiendoooooo ta muy buenoo!

    ResponderEliminar
  6. Amo tu libro. Sobre todo la manera en la que describes a Alexa... Me la imagino. Seria la mujer perfecta.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8/7/13 6:54

    Amigo, te has superado. De escritor a escritor, lo estás haciendo muy bien. Muy buena la historia. Y sigue escribiéndola que nos teines a todos con la duda XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcos no ha podido seguir escribiendo debido a que esta en Irlanda, Dentro de poco regresara y seguirá escribiendo c:

      Eliminar
  8. Anónimo8/7/13 18:13

    please keep writing all we have to wonder, what happened after you pass the horde?
    Continue writing.

    ResponderEliminar